Preservación de fertilidad

Vitrificación de óvulos

Los ovarios envejecen en forma diferente al resto del cuerpo femenino y no hay medidas que prevengan su envejecimiento. La cantidad y la calidad de los óvulos que quedan en los ovarios disminuye gradualmente a lo largo de la vida, y esta disminución se acelera a partir de los 35 años.

La fertilidad en la mujer alcanza su punto máximo entre la etapa final de la adolescencia y la etapa final de la segunda década de la vida y luego comienza a declinar. Hacia el final de la tercera década disminuye la posibilidad de lograr un embarazo espontáneo y aumenta la posibilidad de abortos y embriones con alteraciones genéticas con lo cual, la vitrificación de óvulos es una alternativa para preservar la fertilidad.

Las mujeres que desean retrasar la maternidad hasta finales de la tercera o principios de la cuarta década de la vida pueden considerar preservar sus óvulos y asistir a una consulta de preservación de la fertilidad y crioperservación de óvulos.

La vitrificación de óvulos es el método por el cual la mujer puede preservar sus óvulos con el fin de conservar su fertilidad en el futuro, antes que se altere la función ovárica. Se utiliza principalmente en mujeres que por condiciones médicas tienen riesgo de pérdida precoz de la función ovárica, o en mujeres que por razones personales deseen postergar la maternidad.

Congelación espermática

Este procedimiento consiste en la conservación de una muestra seminal, mediante congelación para su uso futuro en tratamientos de fertilidad.

Las indicaciones especiales son:

  • Hombres que vayan a ser sometidos a tratamientos diversos que puedan provocar infertilidad (tratamientos oncológicos, cirugías testiculares, vasectomía, condiciones médicas graves, entre otras).
  • Recuentos espermáticos muy bajos, para acumular espermatozoides de varios eyaculados.
  • Las muestras seminales pueden conservarse por largos periodos de tiempo sin que sus características iniciales se pierdan.

Vitrificación de embriones

La congelación de embrionaria se ha utilizado por muchos años, sin embargo, los resultados obtenidos con técnicas convencionales de congelación eran malos, con muy bajas tasas de embarazo. Se identificó que la formación de cristales en el interior del embrión era la causante de la pobre supervivencia.

La vitrificación es una técnica de congelación desarrollada con el fin de evitar la formación de cristales de hielo responsables de la destrucción de membranas celulares y daño potencial de los embriones. Está técnica ha permitido mejorar las tasas de embarazo al utilizar embriones criopreservados.

La vitrificación se realiza cuando tras un ciclo de Fecundación In Vitro (FIV), quedan embriones de buena calidad susceptibles de preservación. Estos embriones podrán ser desvitrificados e implantados en un futuro, en parejas que consideren la posibilidad de un segundo hijo, o bien una nueva oportunidad de embarazo si el primer intento no ha concluido con éxito, si necesidad de una nueva estimulación ovárica. También se utiliza en casos en los cuales por motivos médicos o personales de la pareja no se pueda realizar la transferencia embrionaria en el mismo ciclo FIV.

¿Tienes dudas?

Si tienes dudas acerca del tratamiento, nos puedes escribir y con gusto te atenderemos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Servicios relacionados

¿Cuál tratamiento es el indicado para ti?

¿Cuál tratamiento es el indicado para ti?

¡Inicia el año y con él nuevos proyectos y metas! Seguramente, tienes la idea de querer retomar sueños que has tenido toda la vida, que han estado esperando el momento preciso para cumplirse, ya sea por factores externos, dificultades e incluso por decisiones que en el momento parecieron las correctas.

Muchos de estos sueños, como lo es concebir un bebé, requiere de fortaleza y, por supuesto, de esperanza.

Mantente firme ante tus sueños, ¡que este sea el año para formar la familia que tanto quieres!